Iglesia "Nuestra Señora del Carmen" la promesa de López Lecube entre las vizcacheras, que mezcla historia y leyenda

El templo que reina en medio del desierto de la pampa a 103 años de su fundación . Fue levantado por don Ramón López Lecube, un hacendado que prometió erigirlo si se salvaba del ataque salvaje de indígenas


El 12 de Octubre de 1880 el Gral. Julio Argentino Roca asumió la presidencia de la Nación. 
En ese entonces había una preocupación principal que aquejaba a todos los gobernantes "La Conquista del desierto". Este lugar, al igual que casi toda la provincia de Buenos Aires y La Pampa, era un desierto con piquillines, ohañares y otros arbustos.

Un 8 de noviembre de ese año, llegó aesas tierras el joven visionario, Don Ramón López Lecube, nacido el 21 de Abril de 1852 en Goya Provincia de Corrientes.

Fue a instancias de su amigo personal, Don Julio Argentino Roca que descubrió las perspectivas que ofrecía esta región a los hombres que, como él, eran emprendedores, y trabajadores adquiriendo en esta zona 50.000 hectáreas de campo, plantando aquí su establecimiento compitiendo con sus planteles, algunos de ellos de procedencia extranjera, tanto en Bahía Blanca como en Palermo y otras importantes ciudades del país.

Es a través de esta actividad que se vincula con Bahía Blanca, interviniendo en empresas muy importantes entre ellas es fundador de la Sociedad Rural y del Club Argentino. Por el año 1905, vino lo que sería el progreso hacia aquí: el ferrocarril que cruzó estos campos desiertos.

Don Ramón no estuvo ausente a este adelanto, ya que donó todos los terrenos necesarios por donde surcarían las vías férreas, y en su homenaje ésta estación lleva su nombre: López Lecube.

Historia de la iglesia
Corría el verano de 1887 cuando Ramón López Lecube recorría a caballo con su mayordomo Eduardo Graham divisaron una nube de polvo a lo lejos que luego comprobó que se trataba de una partida de salvajes y asesinos aborígenes que comenzaron a acecharlos.

A raíz de ello, el mayordomo le gritó a su patrón que emprendiera la huida por lo que López Lecube comenzó a dirigirse al rancho pero el mayordomo comenzó a gritarle que no, que vaya a la vizcachera.

Fue entonces que el hacendado se arrojó al suelo tras soltar al caballo, se metió y se tapó de tierra en una de las vizcacheras donde poco después sintió el galope del malón llegando a su rancho.

En momentos en que el malón pasaba por el lugar y en la gran desesperación de no ser asesinado, López Lecube le rezó a Dios y le prometió que si se salvaba construiría un templo en ese mismo lugar.

Tras ello el hacendado salió en búsqueda de su mayordomo por lo que tras recorrer algunos metros se encontró con restos de sangre y y desechos de ropa, presumiblemente de Graham, a quien nunca más volvió a ver.

López Lecube regresó a la estancia y comenzó, a partir de allí, a elaborar un plan para comenzar con la construcción de la iglesia merced a la promesa por estar vivo.

Construcción del Templo
Fue el propio hacendado quien se encargó de que los materiales fueran enviados directamente de Italia como las esculturas y la Virgen del Carmen, que se encuentra custodiando el frente, y que fueron labradas en mármol de Carrara.
El 31 de agosto de 1913, un magnífico Templo se inauguraba como símbolo de esa promesa. Los planos fueron confeccionados por el Arquitecto Pedro Jürguensen.
Su estilo arquitectónico es una mezcla entre el románico, representado con su planta cruciforme y su abovedado con arco de medio punto; y el estilo gótico con sus catorce espléndidos vitreauxs. Su mampostería fue íntegramente realizada en ladrillo especial, con granito de las propias canteras del Sr. Lecube de esta misma región. La construcción estuvo a cargo de la empresa “Paganno Construcciones” de la ciudad de Bahía Blanca y tardó más de 10 años en culminarse.
La mayor parte de los elementos que lo adornan y enriquecen, fueron transportados directamente desde Italia. Los altares, las ostentosas esculturas y la hermosa imagen de la Virgen del Carmen(que se emplaza en su fachada), son de mármol de Carrara esculpidas, cada una de ellas, en una única pieza. Los santos que coronan los altares son casi de tamaño natural, obras maestras del escultor italiano Caradossi. Los vitrales también provienen del Viejo Continente; translucen los rayos solares con brillantes tonalidades, allí están las imágenes de San Roque, San Alejo, San Ramón, San Antonio, San Francisco y uno muy especial: San Eduardo, que honra la memoria de su mayordomo desaparecido. Tanto los bancos, el confesionario, el Vía Crucis como la escalera que conduce al coro y campanario, son de sólido roble.
En sus campanas se encuentra una muy significativa inscripción que reza: "confortado en la fe cristiana, llegué a estos campos el 8 de noviembre de 1880, en los que labré mi felicidad".
Debajo figura la firma labrada de Ramón López Lecube.
En 1920 se produce el fallecimiento de este gran hombre de bien, propulsor entusiasta de esta zona. El claustro funcionó en sus inicios como hogar de los sacerdotes.
En la década de 1980 sus instalaciones le dieron cobijo a Naty Petrossino y su Hogar San Francisco de Asís de discapacitados.
La galería cerrada funcionó como escuela en los primeros años de la iglesia, hasta que la misma contó con su edificio propio.
Actualmente, bajo la Orden Franciscana, se realizan misas los quintos domingos de cada mes.
Esta gran obra fue declarada como Patrimonio Cultural de Interés Municipal en 1992, y como Patrimonio Cultural Provincial en el año 1993, y actualmente, la Municipalidad de Puan posee el Comodato de la misma.


Festejo y Tradición
Todos los años el día 31 de agosto distintas agrupaciones criollas junto con vecinos realizan una cabalgata y peregrinación a la iglesia "Nuestra Señora del Carmen" de la localidad bonaerense de López Lecube, en adhesión a losa niversarios de su fundación y  alrededor de un millar de personas (200 jinetes entre ellos) toman parte de los festejos.

Entre las ultimas novedades se puede apreciar una obra largamente reclamada en el distrito, que provoca 30 kilómetros menos de tránsito por camino de tierra para arribar al templo. Se trata de la pavimentación del tramo de 15 kilómetros de la ruta provincial 76 entre las localidades de 17 de Agosto y Felipe Solá (partido de Puán), quedando ahora sólo 20 desde la propia Solá hasta López Lecube.

Otra de las novedades es una donación de la bisnieta del hacendado Ramón López Lecube, Mónica Lecube. Se trata de la réplica de la Virgen de Nuestra Señora del Carmen, que se encuentra depositada en la iglesia.

La iglesia fue declarada como Patrimonio Cultural de interés Municipal en 1992 y Patrimonio Cultural Provincial en 1993 a raíz de su construcción de primera calidad entre los que se destacan el mármol de Carrara proveniente de Europa, los vitreaux de Tirol, de Austria, y los bancos de roble italiano con talla artesanal.

López Lecube
Es una localidad del sur de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, perteneciente al partido de Puan.
Se encuentra a 83 km al sur de la ciudad de Puan sobre la Ruta Provincial 76.
Cuenta con 32 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un incremento del 23% frente a los 26 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.








Publicado por Cesar Maciú para "CM comunicación"
Otros sitios del periodista

Cesar Maciú presenta
https://www.facebook.com/pages/CESAR-MACI%C3%9A-presenta/349240305109643
Facebook
https://www.facebook.com/CesarMaciuEmbajadorDelTango?ref=hl
Cesar Maciú comunicación
http://groups.google.com/group/cesarmaciu
Videos Youtube
http://www.youtube.com/user/cesarmaciu#g/u
Canal oficial en youtube CESAR MACIÚ presenta
https://www.youtube.com/channel/UCT8usQFCrHo28O5C2xCIpwA
Google+CESAR MACIÚ presenta
https://plus.google.com/u/0/+DosxCuatroGotan2x4/posts